Utilizamos cookies propias y de terceros que almacenan y recuperan información cuando navega. Si está de acuerdo clique Aceptar. Más información en nuestra Política de Cookies.

close
GUÍA DE CUIDADOS DE LA ARECA

iluminación

La palma Areca será más feliz en una habitación parcialmente soleada o luz directa filtrada. Estas palmeras en particular crecen al sol, pero ¡cuidado! el sol del mediodía que podría quemar su hojas.

RIEGO

En los meses de verano, puede necesitar riego una o dos veces por semana. Mantén la tierra ligeramente húmeda sin dejar que se seque demasiado. En invierno, necesitará mucho menos. Revisa siempre el suelo y no riegues nunca si el suelo permanece húmedo. 

HUMEDAD

La palma Areca es una planta amante de la humedad y se beneficiará de niveles de humedad ligeramente más altos. Para aumentar la humedad, usa un humidificador o rocía cada 2-3 días sus hojas. Si tu baño tiene buena luz, es la el lugar ideal para ella.  

TEMPERATURA 

La temperatura interior perfecta para la Areca es de 18-24ºC grados centígrados. Siempre que la temperatura interior no descienda por debajo de los 18 ° C.

FERTILIZANTE

Fertiliza cada 4-6 semanas con una fórmula de liberación lenta en los meses de marzo a septiembre. No fertilices en los meses de invierno.

trasplante

La palma Areca es de crecimiento lento y prefiere estar unida a las raíces. El trasplante solo se requiere una vez cada 2-3 años.

 

qué pasa si...

Hojas amarillas:  pueden ser un signo de falta de riego. Si el suelo se seca por completo, el fondo se volverá amarillo para indicar que está listo para regar.

Puntas marrones: los bordes marrones o secos son una señal de que la Areca carece de humedad. Aumente los niveles de humedad. Para solucionarlo recomendamos rociar el follaje cada 2-3 días. 

Share this post