Utilizamos cookies propias y de terceros que almacenan y recuperan información cuando navega. Si está de acuerdo clique Aceptar. Más información en nuestra Política de Cookies.

aceptar
GUÍA DE CUIDADOS DE LA DRACAENA LEMON LIME

ILUMINACIÓN

La dracaena es tolerante con todo tipo de iluminación. Y, aunque, tolere la iluminación más baja, crecerá más rápido con una luz más brillante.

RIEGO

No necesita mucha agua para prosperar. En el verano, un riego semanal cuando reciba mucha luz solar. En invierno, podemos regarla una vez cada dos semanas o siempre que los dos primeros centímetros de tierra estén secas. Si está en un lugar más soleado, necesitará riego con más frecuencia. El riego es muy importante pues, la dracaena, es muy propensa a la pudrición de la raíz si se riega en exceso. 

HUMEDAD

No requiere mucha humedad, pero vaporizar regularmente ayudará a que sus hojas se mantengan frescas.

TEMPERATURA

Puede tolerar temperaturas entre 15-29 ° C Siempre que la temperatura interior no descienda por debajo de los 12 ° C.

FERTILIZANTE

Las dracaenas crecen lentamente y solo necesitarán fertilizar un par de veces durante los meses de verano. Evita fertilizar más de dos veces al año. No fertilizar en invierno. 

TRASPLANTE

Puede pasar muchos años en su maceta original. Necesitará ser trasplantada alrededor de los 3-4 años. Le gusta el suelo con buen drenaje.

 

QUÉ PASA SI...

Tronco de fondo blando / hojas amarillas / hojas marrones : estos son signos de riego excesivo. Prefiere estar más seco y es posible que deba ser trasplantado a una tierra más fresca y seca. Las hojas amarillas también son un signo de demasiada luz solar directa. 

Hojas caídas: las hojas caídas son una señal de que Drake no está recibiendo suficiente luz.

Puntas quemadas : esto podría ser una mala reacción a las sales y productos químicos que se encuentran en el agua del grifo.

Pérdida de hojas inferiores : es normal perder hojas inferiores a medida que se prepara para expulsar nuevos brotes.

Compartir este post

Related products